alimentos saludables

Comida sana, ya. Siempre a vueltas con este tema, ¿verdad? Que si ahora me pongo a hacer dieta, que si me la he saltado, que si en vacaciones he engordado un montón… Os entiendo muy, pero que muy bien. Pocos son los afortunados que tienen un metabolismo lo suficientemente agradecido como para no pensar nunca en estas cosas. Los demás, amigas y amigos, tenemos que ser conscientes de lo que comemos, de cuánto y de cómo.

Ya sé que es lo mismo de siempre y que alguno de vosotros esperaba algún consejo milagroso, pero eso, en este caso, no existe. Habéis oído mil veces estas cosas, ya lo sé, pero es que hasta que no las interioricemos, ¿de qué nos sirven? Pues de nada, claro. Entonces a lo mejor es que, antes de nada, lo primero que tenemos que hacer es pensar un poco en qué significan estas palabras y cambiar nuestra idea de lo que hasta ahora querían decir para nosotros. Esto último suena raro, ¿no? Os lo explico.

Comida sana y moderación

Si las palabras “comer con moderación” o “comer de forma sana” hacen que automáticamente penséis en comida escasa e insípida, abandonad esta idea ya. No se trata de eso en absoluto, sino de mimarnos un poco y comer de una manera que nos ayude a hacer que nuestro cuerpo funcione a pleno rendimiento, además de evitar problemas de salud. Pensad que el cuerpo es para toda la vida! (Esto también lo habréis oído mil veces, pero es verdad.)

Para que veáis de lo que hablo, abajo tenéis una lista de alimentos que deberían formar parte de nuestra dieta con regularidad y, más importante aún, tenéis también las razones por las cuales debería ser así. ¿Por qué? Porque, como os decía antes, es importante empezar a ser un poco más conscientes de lo que comemos.

comida sana para perder peso

Frutas, verduras y legumbres

Todas ellas contienen fibra, que ayuda a mantener el nivel de glucosa en sangre y, por tanto, también nuestro buen humor.

Pescado azul y frutos secos

El Omega 3 nos ayuda a evitar la ansiedad, el stress, la angustia y la tristeza inevitables y los trastornos del sueño. Además es anti-inflamtorio y ayuda a prevenir el exceso de colesterol malo, la arterioesclerosis, las arritmias, los trombos y las enfermedades cardiovasculares. ¡Ahí es nada!

Cítricos, cereales, legumbres y levadura de cerveza

Un grupo raro, sí, pero todos estos alimentos tienen algo en común. La vitamina B. Nos sube el ánimo y nos pone a funcionar alegres y contentos.

Huevos, espárragos, plátanos, lácteos, pavo, pollo, aguacate, cereales, legumbres y pescado azul

Todos ellos tienen triptófano, que estimula la producción de serotonina, el neurotransmisor de la felicidad y del buen rollo.

Chocolate negro

Éste es mi alimento estrella. Como contiene cafeína, el chocolate negro estimula nuestro sistema nervioso central y, por tanto, nuestro buen humor. Además de mantenernos despiertos y felices, nos ayuda a disfrutar un poco más de nuestra dieta y a sentir que, de vez en cuando, tenemos derecho a pequeños placeres.

Y diréis: yo me esperaba unas cuantas cosas inimaginables y en lugar de eso, lo que tengo delante es el mercado entero. Así es, amigos. Nada como comer sano y equilibrado para perder peso y mantenernos felices. No hay truco. Solamente tenemos que renunciar a todas esas grasas saturadas, hidrogenadas y trans que comemos en los alimentos pre- cocinados, en la bollería industrial, etc. Lo mismo ocurre con el exceso de azúcar y el alcohol, por ejemplo, por tanto, si queremos bajar de peso, lo primero que tenemos que hacer es dejar de comer “porquería”, dicho vulgarmente. Si aún tenéis dudas, echad un vistazo a nuestro post sobre dietas saludables.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here