vientre mujer

Si os estáis preguntando cómo perder barriga de cara al verano, estáis de enhorabuena. Tengo una batería de consejos infalibles. ¿Os animáis a seguir leyendo?

La grasa abdominal es un problema de lo más común, pero no es una cuestión de estética, sino de salud. Aunque se estima que la culpa de esto en un 30% la tiene la genética, el resto depende de nuestros hábitos de vida. A continuación veremos qué podemos hacer para librarnos de una vez de esa dichosa barriga que tanto nos desagrada.

Cómo perder barriga: qué beber, comer, hacer y evitar

como perder barriga

Té verde

Contiene polifenoles, que obligan al cuerpo a quemar grasas más deprisa. Este tipo de té también estimula la liberación de la hormona noradrenalina, supresora del apetito. En resumen, menos hambre y grasas quemadas más rápidamente.

Agua de baja mineralización

El objetivo es cuidar la flora intestinal. Para ello también puedes instalar un ionizador de agua en el grifo y alcalinizarla.

Cafeína

Activa el metabolismo y te ayuda a quemar grasas, pero no os paséis, que si no, acabaréis de los nervios. Todo es mejor en pequeñas dosis, sobre todo si queremos seguir durmiendo bien.

Infusión mágica: jengibre con canela

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias y activa el metabolismo. ¿Se puede pedir más? Pues sí, mezclarlo con canela, que facilita la digestión, reduciendo así la hinchazón de nuestros amados vientres.

Como era de esperar… ejercicio

No nos engañemos, lo de “mágico” es un decir. Si queremos estar sanos y guapos, tenemos que movernos un poco cada día. Aunque sea sólo un paseo de treinta minutos, pero algo. No me seáis vaguetes…

Abdominales hipopresivos. Más ejercicio, lo sé

Al contrario que los abdominales tradicionales, los hipopresivos reducen la barriga sin afectar al suelo pélvico. Se realizan aguantando la respiración y por eso no presionan el suelo pélvico. Aquí os dejo un vídeo donde un fisioterapeuta profesional explica cómo hacerlos.

Comed despacio, masticando bien

¿Cuántas veces nos lo han dicho? Comer rápido nos hace consumir más calorías, dificulta la digestión y, en consecuencia, hace que nos hinchemos. Así que dedicadle tiempo a comer tranquilamente. Lo agradeceréis y lo disfrutaréis más.

Nueces, el alimento estrella

Está demostrado que comer diariamente cinco nueces disminuye la sensación de hambre, el nivel de azúcar en sangre y la grasa abdominal. No está mal, ¿no?

Pre- y probióticos: el combo perfecto

Los probióticos combaten los problemas digestivos regenerando la flora intestinal. Contienen probióticos todos los alimentos fermentados (el yogur, por ejemplo). Las bacterias de los probióticos se alimentan a su vez de los prebióticos. Éstos son el alimento básico de la flora intestinal y, por tanto, estimulan su actividad. Los podemos encontrar en: ajo, cebolla, puerro, espárragos, espinacas, plátanos, miel… La lista es larga.

Hay que evitar tanto los gases, como el estreñimiento

El chicle, los alimentos ricos en almidón y las legumbres o coles producen gases. Deberíamos evitar el primero, comer con moderación los segundos y mezclar los terceros con especias  antigases. También podemos tomarlos en puré.

En cuanto al estreñimiento, la clave está en la fibra: fruta, verdura, semillas y cereales integrales.

El estrés, nuestro eterno enemigo

Tengamos el problema que tengamos, el estrés siempre lo agrava, eso si no es la causa directamente.

El estrés genera cortisol, una hormona que hace que el cuerpo genere energía. Cuando esto ocurre, aumentan también los niveles de azúcar y empezamos a acumular grasa en el abdomen. Conclusión: fuera estrés. Aquí os doy un consejo para combatirlo.

Espero que con estos consejos sobre cómo perder barriga esta vez lo consigáis. Animaos y contadme qué tal os han funcionado. ¡Suerte!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here