cuidados de la piel

Los cuidados de la piel son un must. Sea la época del año que sea, es fácil que se nos cuartee la piel, se nos irrite o, simplemente, esté un poco tirante y, a veces, no le damos la debida importancia. No sólo por motivos estéticos, sino también por una simple cuestión de salud, tenemos que cuidar un poquito más de nuestra piel, que es el mayor órgano de nuestro cuerpo.

Dicho esto, ahí van unos cuantos consejos sencillos para mejorar la salud y la apariencia de nuestra piel. Piensa siempre que una piel bonita es, ante todo, una piel sana y bien cuidada.

Bebe agua: el más importante de los cuidados de la piel

Nuestra piel almacena entre el 15% y el 20% del agua del organismo y, para que pueda seguir funcionando correctamente, necesitamos beber al menos un litro y medio de agua al día. La hidratación de nuestro propio cuerpo, en general, se traduce también en la hidratación de la piel, en particular.

Utiliza protección solar y crema hidratante

Es algo que se nos suele olvidar y es importantísimo, sobre todo en ambientes secos. En verano solemos pensar más en la hidratación de la piel porque estamos más expuestos al sol, pero pensad siempre que en invierno el viento, el frío, la calefacción, etc., son factores que contribuyen a resecar nuestra piel.

cuidados de la piel basicos

Temperatura y PH, dos factores importantes

Evita el agua demasiado caliente a la hora de ducharte y utiliza jabones con un PH adecuado para tu piel.

Desmaquíllate y mantén la piel limpia

No sólo es importante lavarte la cara al final del día para eliminar todas las partículas que se van quedando en nuestra piel, sino que también debemos retirar todos los restos de maquillaje y dejarla respirar.

Duerme bien y suficiente

El descanso es fundamental para todo nuestro cuerpo, pues es el momento en que nuestras células se van regenerando y nuestro sistema inmunitario coge fuerzas de nuevo. Es casi, casi como actualizar el ordenador antes de apagarlo o encenderlo. Nuestro cuerpo es sabio y usa las horas de sueño para ponernos a punto de nuevo.

Exfolia tu piel

Elimina esas células muertas para que ayudar a la renovación y oxigenación. Te ahorrarás unas cuantas arrugas a la larga.

Cuida tu alimentación

Tiene que ser rica y variada para contribuir a su hidratación y a su buen funcionamiento, por eso es mejor huir de las dietas milagro. Si no sabes por dónde empezar, aquí tienes unas pautas y la explicación de cómo es una dieta saludable.

Evita el alcohol y el tabaco

Una vida sana tiene consecuencias que se reflejan en todo, también en tu piel, así que evita maltratar tu cuerpo con sustancias que provocan pérdida de hidratación y de colágeno.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here