meditacion y relajacion

Hablar de meditación a menudo es complicado. Hay a quien le crea un cierto rechazo porque considera que es una patochada espiritual y hay quien se interesa por ella, pero le resulta difícil.Tengo que decir que a priori parar y no pensar en nada, es complicado, pero a todo se aprende. También a meditar, que nos puede ayudar mucho a conseguir ese relax y esa tranquilidad que tanto anhelamos.

La importancia de vivir relajados

Uno de los motivos por los que he decidido incluir en este blog un apartado dedicado al relax es porque soy muy consciente de lo necesario que es. También de los grandes beneficios de la tranquilidad en nuestras vidas y en nuestra propia salud. Ya hemos hablado antes de que para tener una vida sana hay que olvidarse del estrés, pero vuelvo a insistir porque es importante.

¿Cuántas veces nos han dicho “relájate”? ¿En cuántas ocasiones nos hemos sentido angustiados, agobiadísimos, sin tiempo para nada, etc.? Para mucha gente esto es su día a día. Personalmente, sé lo que es eso y estoy segurísimo de que no es bueno. Por eso he reservado un apartado especial para algo que muchas veces se pasa por alto cuando hablamos de dedicarnos a nosotros mismos y a nuestro bienestar: el relax.

Como os digo, he pasado por épocas en las que, bien porque no me quedaba más remedio, bien porque había perdido la perspectiva totalmente, me he visto envuelto en ritmos frenéticos y agotadores. Poco a poco, me han ido desgastando hasta, casi, casi, acabar conmigo. Es verdad que cada uno tiene su experiencia pero, en lo que sí que coincidimos muchas de las personas que pasamos por esto, es en el hecho de que vivir así nos hace mucho más infelices. Nos crea más problemas de salud y nos consume. Si a vosotros también os pasa esto, prestad atención, porque este post os interesa.

meditacion para soledad y ansiedad

Meditación para estar calmados, tranquilos y felices

Cuando hablamos de meditación nos imaginamos a gurús levitando, a yoguis concentradísimos o a gente súper mística pero, de eso nada. La meditación es un proceso de introspección que nos permite conectar con nuestro lado inconsciente. Nos concentramos en una idea, en un concepto, en un objeto, etc. O, simplemente, en la nada, por abstracto que suene. Nos dedicamos a contemplar esa idea o la nada y a profundizar en ella. Así llegamos a alcanzar un estado de relajación que nos permite retomar el control de todo aquello que nos supera.

Durante un rato conseguimos abstraernos de todo aquello que nos rodea o que nos ronda la mente. En otras palabras, de la causa de nuestro estrés. Aquí tenemos en cuenta desde ideas recurrentes, hasta estímulos externos.

Dicho de otra manera: lo que hacemos cuando meditamos, es recuperar nuestra propia armonía, conectando con nosotros mismos.

A lo largo de este proceso de introspección y abstracción, hay un elemento clave que va a servirnos de guía para alcanzar ese estado contemplativo que da pie a la meditación en sí. Dicho elemento es la respiración. A todos los que seáis nuevos en esto, os recomiendo que empecéis por sentaros erguidos y en silencio y que prestéis atención únicamente al ritmo de vuestra propia respiración, intentando regularizarla y e inspirar profundamente. Si notáis que vuestro corazón a menudo se altera, esto os vendrá de maravilla para empezar a bajar revoluciones y volver a un ritmo normal.

¿Lo intentamos juntos?

Dicho esto, os animo a que, al menos os lo penséis. Si queréis dar un paso más, poneos en la clásica posición del loto, cerrad los ojos y relajad el cuerpo. Cuando estéis cómodos, intentad respirar profundamente, de forma regular y acompasada, centrando el esfuerzo en el abdomen para no perder vuestra postura. Dedicad un buen rato sólo a esto, a vuestra respiración. Poco a poco comenzaréis a sentir que realmente hay una transición hacia un estado de mayor tranquilidad y paz. Disfrutad de ese momento de relax y, cuando queráis, abrid los ojos otra vez. Sólo eso por ahora. ¡Probadlo!

Más adelante iré ampliando la información porque éste es un tema sobre el que hay mucho que decir. La meditación nos ayuda a lidiar con el stress, pero también a manejar mejor nuestras emociones y a estar más presentes en el momento en que vivimos. Hay infinitos libros y vídeos (aquí os dejo uno de meditación para principiantes) y muchas cosas que decir. Además, está muy relacionada con otras disciplinas como el reiki y el yoga, sobre el que hablaremos muy pronto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here