pareja disfrutando de una vida sana

Estamos hartos de oír que hay que llevar una vida sana, ¿no? Pero, ¿qué significa eso exactamente? Pues muchas cosas pero, resumiendo, diremos que es llevar un estilo de vida que nos permita encontrar un equilibrio a nivel físico y mental y que nos haga ser felices. Más de uno, seguramente, estaréis pensando que, esto son palabras mayores, pero es todo muchísimo más fácil de lo que parece. Aquí van algunos consejos, seguid leyendo.

vida sana

Dieta y deporte, las claves de la vida sana

Para empezar, aquello de “mens sana in corpore sano” se dice por algo, ¿no? Dieta sana y deporte o movimiento, si queréis, conforman la base de un bienestar físico que, a su vez, tiene mucho, pero mucho que ver, con el bienestar mental. Tendemos a separar las dos cosas y eso es un error: todo forma parte de nosotros, de nuestro organismo. Así que, ya sabéis: movimiento y una dieta rica y variada, con todos los nutrientes que nuestro cuerpo (incluyendo nuestro cerebro) necesita para funcionar son nuestras dos primeras condiciones para una vida sana.


Olvidaos del estrés.

Sí, a todos nos afecta, pero hay que saber parar y poner todo en su sitio. No todo está al mismo nivel, unas cosas importan más que otras, así que, para no volvernos locos, vamos paso a paso con todo y según nuestras prioridades. Ya hemos comentado lo buena que es la meditación para todo el mundo pero, especialmente para aquellos que no consigáis lidiar con el estrés de otra manera. Probadla. Hay gente que se relaja dándose un baño bien caliente, otra que lo hace saliendo a correr, leyendo, tocando un instrumento… es importante que encontréis aquello que os hace sentiros distendidos y la meditación, en general, le funciona a gente muy dispar.

Dormir bien y suficientes horas es fundamental

Vigilad la calidad el sueño y mejórala si es necesario. Dormir entre siete y nueve horas es una necesidad de nuestro organismo, cuando le negamos el derecho al descanso, estamos entorpeciendo su funcionamiento y acabamos sintiéndonos deprimidos, irritables y permanentemente cansados. No subestiméis el valor del descanso. Es tan importante como comer bien o como beber, mínimo, un litro y medio de agua al día.

Disfrutad del tiempo libre y cultivad vuestras aficiones

Dedicad vuestro tiempo libre a aquello que os hace felices, ya sea la escalada, la escritura o el ganchillo. Da igual, el caso es que necesitamos disfrutar de nuestras aficiones para ser felices. No todo en la vida es trabajar, comer, dormir y respirar.

Compartid vuestra vida con vuestros seres queridos

Cultivad vuestras amistades y vuestra vida en pareja, si tenéis, y procurad pasar tiempo con vuestra familia y vuestros seres queridos. Al fin y al cabo, lo realmente importante en la vida son las personas, no lo olvidéis. Todos tenemos necesidades afectivas, emocionales, sentimentales, etc., y tenemos que darles respuesta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here